Go to Main Content

El Turismo Cultural

A A
  • Seúl, la ciudad perfecta para leer en cualquier momento y lugar

  • SMG 1600

    Seúl se está convirtiendo en una ciudad de lectura.

    Recientemente, Seúl ha lanzado un proyecto que tiene por objetivo convertirse en una ciudad donde la gente pueda llegar a una biblioteca a tan solo 10 minutos a pie desde cualquier lugar en donde esté y leer más de 20 libros cada año.

    De esta manera, la capital pretende transformarse en una ciudad rica en cultura, inundada de libros y en un lugar donde los libros puedan ayudar a la gente a superar los momentos difíciles, al mismo tiempo de que los libros sean herramientas de festivales.

    Seúl, una ciudad que tiene una larga historia y una rica cultura, está trabajando para ser una ciudad de lectura. En junio de 2012, el Gobierno Metropolitano de Seúl elaboró un plan general para promover entre los ciudadanos la lectura y el uso de las bibliotecas, bajo la visión de “dando facultades a los ciudadanos mediante los libros”. Este plan se tradujo en el proyecto llamado el “Proyecto de la Lectura de Seúl”. El citado plan ha servido como base de la orientación política de las bibliotecas y de la promoción de la cultura del leer en la ciudad. El 26 de octubre de 2012, se inauguró la Biblioteca Metropolitana de Seúl y ahora esta instalación está desempeñando un papel crucial en la aplicación de políticas bibliotecarias y de lectura dirigida a los ciudadanos.

    El objetivo del Plan General del Proyecto de la Lectura de Seúl es crear suficientes bibliotecas a fin de garantizar el acceso a una biblioteca a menos de 10 minutos a pie desde cualquier lugar de la ciudad a todos los habitantes. A través de esta iniciativa, el número de las granes bibliotecas públicas aumentará de 128 en 2012 a 272 en 2030; y el número de pequeñas bibliotecas, de 773 a 1.100.

    Además, el Gobierno Metropolitano de Seúl estableció la meta de fomentar una cultura de lectura en la ciudad, con el objetivo de que cada ciudadano pueda leer más de 20 libros al año. A tal efecto, el Ayuntamiento de Seúl implementó tareas concretas, tales como aumentar el número de libros en las bibliotecas públicas, de 1 a 2 por cada ciudadano que es el promedio de la OCDE, y poner en marcha una amplia variedad de programas culturales en las bibliotecas que se encuentran en las comunidades aldeanas.

    Como resultado, en junio de 2015, la ciudad logró aumentar el número de las pequeñas y grandes bibliotecas públicas, llegando a 863 y 141 respectivamente. Estas cifras equivalen al aumento del 14% y del 12% respecto a 2012.

    Gracias al creciente número de pequeñas y grandes bibliotecas públicas, se puedo sentar la base para que el 95% de la ciudadanía pudiera tener acceso a una biblioteca pública a tan solo 10 minutos a pie desde cualquier lugar.

    Sin embargo, algunas bibliotecas de tamaño pequeño, que representa el 86% de todas las bibliotecas situadas en Seúl, no pueden cumplir debidamente su rol, ante la falta de recursos humanos, fondos y libros. Asimismo, como el deseo de la gente de obtener información más diversa y detallada está en constante aumento, la operación de bibliotecas necesita ser mejorada en el futuro.

    Pequeña biblioteca

    El Gobierno Metropolitano de Seúl ha impulsado políticas efectivas de apoyo a las pequeñas y grandes bibliotecas públicas, a fin de hacer realidad el objetivo y la visión política de convertir a Seúl en una “ciudad de lectura”, donde cada ciudadano lea más libros y se celebren diversas actividades con el fin de promover y fomentar esta cultura. Las políticas municipales sobre las bibliotecas públicas se llevan a cabo tanto mediante una estrecha colaboración mediante una red de bibliotecas de los 25 distritos de Seúl, teniendo a la Biblioteca Metropolitana de Seúl como sede principal, así como por medio de una organización de carácter consultivo, integrada por representantes de los sectores público y privado.

    La ciudad de Seúl ha proporcionado a las 150 bibliotecas públicas un apoyo financiero que asciente a más de 10.300 millones de wones (aparte del presupuesto actual, destinado a las bibliotecas públicas). Además, Seúl está aportando fondos a 46 bibliotecas públicas para que ellas amplíen su horario de trabajo hasta las 22:00 y operen un programa de la lectura nocturna.

    Junto a ello, la capital coreana planea ampliar la base de la cultura lectora y organizar muchos debates abiertos mediante varios proyectos, a través de proyectos como “Leer un Libro en una Biblioteca” y “Revitalización de Grupos de Lectura”, con el objetivo de que las bibliotecas puedan operar estos programas y comprar materiales necesarios.

    El gobierno de la ciudad también da apoyo a la implementación de proyectos personalizados para la promoción de lectura dirigida las distintas edades, impulsando servicios como el “Proyecto de Lectura para Prevención de la Demencia en Mayores” y el “Proyecto de Lectura para Diferentes Grupos de Edades”. Tras proporcionar apoyo financiero de entre 1 y 3 millones de wones a una pequeña biblioteca por cada distrito, seleccionada mediante evaluaciones in situ, Seúl también ayuda a cada una de ellas a utilizar debidamente los fondos en la compra de materiales y para una operación eficaz.

    Biblioteca

    A partir de 2015, el Gobierno Metropolitano de Seúl ha apoyado a las pequeñas bibliotecas, designando a un bibliotecario en la más grade de ellas ubicadas en los 25 distritos de Seúl, con el objetivo de ofrecer asistencia en diversas tareas. Mediante los bibliotecarios designados, la ciudad coopera con las pequeñas bibliotecas en el lanzamiento de proyectos, tales como el debate de libros, el encuentro con autores, el servicio de información y la gestión de libros, al tiempo de revitalizar las pequeñas bibliotecas barriales. Cada octubre, la capital organiza la Feria Internacional de Libro de Seúl. En 2015, este festival se celebró de manera especial con la participación de unas 200 bibliotecas y numerosas editoriales, y un grupo de lectura participó en el proceso de la organización del evento.

    De esta forma, el Gobierno Metropolitano de Seúl sigue procurando el desarrollo de políticas en todas las facetas para fomentar la lectura, lo que permitirá a los ciudadanos tener los mejores servicios de bibliotecas. En cada distrito, las pequeñas y grandes bibliotecas están cooperando entre sí para hacer realidad la visión de “dando facultades a los ciudadanos mediante libros”, a través de políticas para la promoción de la lectura y las bibliotecas. Como resultado, Seúl se está convirtiendo gradualmente en una ciudad centrada en la ciudadanía, asentada sobre una base firme del bienestar en cuanto al conocimiento y la información, donde el desarrollo equilibrado de bibliotecas contribuye a cerrar la brecha en materia de conocimientos e información entre los ciudadanos.

    La Feria Internacional de Libro de Seúl