Go to Main Content

[2013] Discurso del Alcalde

A A
  • ORGULLOSO DE LA ADMINITRACIÓN CAPITALINA CON UNA MAYOR PARTICIPACIÓN CIUDADANA

  • SMG 568

    Entrevista con ‘Monocle’ de Reino Unido

    Fecha: 6 de mayo de 2013
    Lugar: Oficina del alcalde del Gobierno Metropolitano de Seúl

    ¿Qué tipo de esfuerzos está haciendo para crear a Seúl en una buena ciudad para vivir? ¿Piensa que hay alguna solución al problema de la excesiva concentración de la población?

    Básicamente, lo más importante es que los seulitas sean felices. Creo que mi sueño final, el más básico, es crear a Seúl en una buena ciudad para vivir.

    El problema de la concentración poblacional hay que revisarlo desde diferentes perspectivas. En caso de Seúl, tiene varios aspectos negativos pero también ha sido un motor de crecimiento. Actualmente, de los 50 millones de surcoreanos, unos 10 millones viven en Seúl. Según el nivel de crecimiento poblacional de Seúl, debido al desarrollo económico de la década de 1960, había reducido drásticamente la población rural y se había centrado todo en Seúl, pero últimamente, está cayendo el número de ciudadanos capitalinos.

    Si vemos la evolución de la población capitalina según década, en 1960 era de 2,45 millones, en 1980 de 8,36 millones, en 2003 de 10,28 millones y en 2009 de 10,46 millones de habitantes, mostrando un abrupto crecimiento pero recientemente, a influencia de la baja tasa de natalidad y la construcción de nuevas ciudades, la población que se muda a Seúl está reduciendo gradualmente y a fecha de finales de junio de 2012, cayó a 10,23 millones de personas.

    Como vemos, ante el fenómeno de concentración población en las urbes, la ciudad está cumpliendo el papel de motor de crecimiento nacional, político, económico y cultural, además de conllevar diferentes exigencias y conflictos. Pese a ello, la urbanización se ha convertido en el principal fenómeno del siglo 21 y actualmente un 60% de la población mundial vive en ciudades. Creo que el futuro de la ciudad representará una parte importante del futuro de la humanidad.

    Yo, que he pasado de ser un innovador social a alcalde de Seúl, del sector privado al público, he experimentado personalmente y he venido enfatizado la importancia de la comunicación, cooperación y reparto entre sectores para resolver complicados problemas sociales y lograr un nuevo cambio.

    El Municipio de Seúl, al igual que ahora, continuará con los esfuerzos para resolver diversos problemas que enfrenta la gran ciudad y elevar la calidad de vida mediante una relación de cooperación productiva y efectiva entre el Gobierno, las empresas privadas y la ciudadanía.

    ¿Cuál es la visión y el objetivo de las políticas ambientales de Seúl?

    ¡Seúl, la capital del clima y el medio ambiente del mundo en donde se produce energía y circulan los recursos! Para ello, está en marcha un proyecto llamado ‘reducir un reactor’ que refleja la voluntad de reducir 200 mil toneladas equivalentes a petróleo por la producción de nuevas energías renovables como la solar para el ahorro energético y establecer un sistema de gobernanza medio ambiental y del clima en cooperación entre el sector gubernamental, privado e industrial.

    A través de la cultura del reuso y el reciclaje, se pretende crear la mejor ciudad del mundo en reciclaje, además de limpiar la calidad de aire que está directamente relacionada con la salud ciudadana y formar un entorno de vida agradable para un ‘Seúl medioambiental especial’, una buena ciudad para vivir en donde no solo los 10 millones de seulitas sino todos quienes visiten la capital puedan ser feliz.

    Le pido una breve presentación sobre el motivo del establecimiento y el objetivo del proyecto de reducir un reactor, que es una de las políticas energéticas de Seúl.

    No podemos olvidar de la tragedia que ha experimentado nuestro vecino, el accidente nuclear de Fukushima. ¿Qué habremos aprendido de esa tragedia? Está creciendo el interés por una energía segura y para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que acelera el calentamiento global, intentamos reducir la temperatura del planeta, para así heredar un Seúl saludable y seguro. Creo que esa intensión es el aprendizaje más valioso. Con este objetivo estoy impulsando el proyecto para reducir un reactor.

    El consumo electrónico de Seúl representa el 10,9% del gasto nacional, y su proporción está creciendo todos los años. Pero el nivel de producción de nuevas energías renovables alcanza apenas el 1,5% del consumo total, y el porcentaje de autosuficiencia energética también es de tan solo el 2,8%.

    Cuando llegue el 2014, con el proyecto ‘Reducción de un reactor nuclear’ que pretende ahorrar energía equivalente a 200 mil toneladas de petróleo, a partir de ese año, se pronostica que tendrá como efecto una reducción de unos 6,06 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, que equivale a un reemplazo de unos 2,08 billones de wones en importación de petróleo y la creación de una zona forestal 1.295 veces más grande que Yeouido.

    A través del proyecto ‘Reducción de un reactor nuclear’, pienso que podemos crear una ciudad en donde viven los ciudadanos que deben participar con ganas en los esfuerzos para ahorrar energía para un mejor futuro pese a los inconvenientes, una ciudad que produce energía con ‘reactores solares’ en los techos de todos los edificios, una ciudad que hace milagros reduciendo entre todos la cantidad de energía que produce un reactor… Creo que esto será el resultado y el significado más grande que permitirá renacer a Seúl como una grandiosa ciudad internacional.

    ¿Cuál es el plan y la dirección que seguirá a futuro el Municipio de Seúl para fortalecer el entorno medioambiental?

    Seúl es una ciudad que cuenta con excelentes recursos a nivel ambiental. Tiene entre medio un río impresionante con abundante nivel de agua llamado Han, rodeado con montañas en su interior y exterior, y parques nacionales. Solo que hasta ahora, no ha podido descubrir por cuenta propia su enorme valor, y es ahora que debemos prestar atención a ese valor.

    Voy a tener en cuenta las sugerencias de la ciudadanía en todo el proceso para convertir una vez más a Seúl en un municipio especial del medio ambiente con una hermosa naturaleza y en una buena ciudad para vivir. Con el fin de cumplir el sueño de Seúl como la capital mundial del clima y el medio ambiente, planeo reforzar una activa participación de la ciudadanía.

    Asimismo, con el objetivo de formar la mejor ciudad del mundo en entorno natural, estoy haciendo esfuerzos para elevar la participación voluntaria de la ciudadanía en iniciativas para el reuso y el reciclaje.

    Todos los domingos, se lleva a cabo un mercado para compartir la esperanza en Gwanghwamun, el corazón de la ciudad, y en el tercer domingo de cada mes, ampliamos tal mercado hasta la zona de la calle sin vehículos de Sejong-ro para ampliar la cultura del reuso y reciclaje.

    Mediante la propagación de una cultura y un valor en los que el ciudadano cambia la cultura energética, hay un cambio feliz en Seúl, da mayor importancia al compartir, repartir y reaprovechar que la posesión, pretendo convertir en una ciudad dinámica que activa la industria a través del aprovechamiento eficiente de la energía y recursos, creando una ciudad con una cultura de consumo pensando no solo en Seúl sino en el planeta y la eficiencia energética y el reciclaje.

    ¿Qué aspectos cree que pueden aprender de Seúl otras ciudades de Asia que está creciendo a rápida velocidad?

    La fuerza que ha ayudado a que Seúl pueda sobrevivir de la crisis es el ‘dinamismo’ y la ‘creatividad’. Y creo que eso es la razón de la constante innovación y la prosperidad que se ha logrado con esa fuerza.

    Geográficamente, Seúl es un país de la península que está entre medio de Japón y China. Políticamente, es una región en que se enfrenta la fuerza marítima con la fuerza territorial, pero Seúl ha venido transformando esa inestabilidad en ‘dinamismo’.

    Asimismo, ejerce un papel positivo desde la perspectiva geográfica. Es capaz de cumplir el papel de un intermediario entre la fuerza territorial con la marítima. Suele expresarse con la palabra ‘hub’ pero nosotros somos el pasillo de la logística civilizada.

    Para ampliar este positivismo, hay que invertir en la gente. Esa cognición fue ampliando naturalmente y hasta ahora, fue expresado por la fiebre por la educación que es típica de la sociedad coreana. Sin embargo, ahora, la era está cambiando. En el seminario entre investigadores de Seúl y Beijing hubo una opinión que decía ‘Nosotros hemos alcanzado hasta un cierto nivel la modernización del occidente. Tuvimos éxito. Pero el excesivo logro que hemos alcanzado en corto tiempo está haciendo infeliz e instable nuestra vida. Ahora hace falta una segunda modernización que dé comienzo desde el oriente y quienes deben cumplir ese papel son las ciudades de Asia’.

    Seúl ha acumulado muchísimas experiencias mediante ensayos y errores. Ahora, queremos compartir esa experiencia no solo con las ciudades asiáticas sino también las del mundo.

    ¿Cómo cree que ha repercutido a Seúl el traslado del Gobierno central a Sejong?

    Básicamente, creo que el desarrollo regional equilibrado es el factor básico para el desarrollo nacional. Por tanto, pienso que es apropiado que la administración sea transferida a Sejong, como lo es entre Washington y Nueva York o Washington y Boston.

    Pero hay incontables trabajos que requieren de cooperación entre el Municipio de Seúl y el Gobierno. Desde la mejora de las relaciones intercoreanas hasta el problema del bienestar universal para cuidar la vida de cada uno de los ciudadanos, la cooperación y la comunicación entre el Gobierno regional y el central es fundamental. Estas cosas no serán influenciadas por la ubicación.

    ¿Cuál es el resultado de mayor orgullo de su período como alcalde y qué es lo que le gustaría preservar hasta el último tiempo de su cargo?

    Buscar una estrategia de salida de la Nueva Ciudad, ofrecer contrato fijo a los trabajos irregulares, introducir el recorte a la mitad el costo de la cuota universitaria, innovar las aceras y aplicar el sistema de autobuses nocturnos.

    El tiempo pasado fueron tiempos de esfuerzo por llevar a cabo los trabajos en respeto a los principios y la lógica, aunque se demorara un poco más. Me siento muy orgulloso de la administración capital que cada vez eleva la participación ciudadana y de expertos.