Go to Main Content Go to Footer Content

Noticias sobre Transporte

A A
  • Instalaciones especiales para mejorar la comodidad de las estaciones del metro de Seúl

  • SMG 74

    El Metro de Seúl introdujo una serie de instalaciones en las estaciones del metro para crear un entorno más agradable, así como para mejorar la comodidad de los pasajeros. Incluso hasta hace tres años se utilizaban trapeadores de piso y cubos de agua para limpiar las escaleras, andenes y salas de espera de las estaciones del metro, pero ahora se emplean en su lugar máquinas de limpieza en húmedo. Estas máquinas de limpieza en húmedo se introdujeron con el propósito de solucionar el problema del ingreso de agua de limpieza a las instalaciones mecánicas o a las vías del metro, lo cual causaba averías y corrosiones. Una máquina de limpieza en húmedo, con un peso aproximado de 200 kg, cuesta alrededor de 4 a 6.5 millones de wones.

    La razón principal de la introducción de las máquinas de limpieza en húmedo fue la de asegurar la seguridad de las instalaciones del metro, pero estas máquinas también sirvieron para mejorar la eficiencia del personal de limpieza. Antes, para limpiar con agua un área de aproximadamente 990 m² en una hora, se necesitaban 5 personas, pero hoy día se requiere solo una persona gracias al uso de las máquinas de limpieza en húmedo. Un funcionario del Metro de Seúl comentó que: “la introducción de máquinas de limpieza en húmedo contribuye también a la reducción de partículas finas en las estaciones subterráneas del metro, puesto que, una vez emitida una alerta por partículas finas en el aire, realizamos la limpieza de pisos con estas máquinas con mayor frecuencia de lo habitual tanto en el mismo día como al día siguiente”.

    Asimismo, se mejoraron los botes de basura colocados en las estaciones del metro, agregándose los botes de recolección de líquidos para los restos de bebidas, con una capacidad de 18,9 litros. Antes de la colocación de estos botes, los pasajeros solían tirar vasos desechables con sobras de café o jugo en los botes de basura general, lo cual no solo causaba malos olores, sino que también ensuciaba los alrededores debido al líquido que escapaba de los botes de basura.

    Para resolver este problema, los empleados del Metro de Seúl reunieron ideas y, como resultado de ello, se instalaron por primera vez en septiembre de 2018 los botes de recolección de bebidas restantes en tres estaciones del metro, incluida la de Gangnam. Actualmente, estos botes se encuentran colocados en un total de 40 sitios de 11 estaciones con mayor generación de residuos líquidos, entre ellas las estaciones de Sinchon, la Universidad Nacional de Seúl y Gwanghwamun. Todos los usuarios del metro deben vaciar el líquido restante de sus vasos desechables antes de tirarlos a un bote de basura general, a pesar de encontrarse en una estación del metro que no cuente con los botes de recolección de bebidas restantes.

    En las horas de la madrugada, cuando ningún tren circula, aparecen unas pinzas largas con una longitud de 2 metros en las estaciones del metro. Estas pinzas especiales sirven para alcanzar y sacar los objetos o pertenencias personales de pasajeros que se hayan caído en la brecha existente entre el andén y el tren. Aprovechando las horas en que los trenes del metro no circulan para garantizar la seguridad, el personal de las estaciones del metro abre las puertas de seguridad instaladas en los andenes para recoger artículos caídos en las vías del metro con estas largas pinzas.

    Los objetos que suelen caerse en la brecha entre el andén y el tren son variados, desde teléfonos móviles y billeteras hasta aparatos de audio, gafas y paraguas. En julio pasado, a una pasajera se le cayó el cárdigan a la hora de subir al tren en la Estación de la Oficina Distrital de Gangdong de la línea 8 del metro y, gracias a la ayuda del personal de dicha estación, pudo recuperarlo. Los usuarios del metro deben tener cuidado para evitar que se les caigan sus pertenencias al subir y bajar del tren, en especial cuando tanto el tren como el andén están atestados.

    La Estación de Dapsimni de la línea 5 del metro es la única que cuenta con una máquina expendedora de ensaladas de entre las 277 estaciones operadas por el Metro de Seúl. En junio pasado, cuando se dio inicio a la venta de ensaladas, se registraron ventas de 2.28 millones de wones y, el mes pasado, las ventas mensuales ascendieron a 4.03 millones de wones, mostrando un incremento del 43%. Tomando en cuenta este exitoso resultado, el Metro de Seúl está analizando seriamente la instalación adicional de estas máquinas expendedoras en las Estaciones de Euljiro 3-ga y Chungjeongno.