Go to Main Content

Noticias sobre Bienestar, Salud y Seguridad

A A
  • ¿El agua Arisu de Seúl está a salvo del coronavirus?

  • SMG 148

    Arisu

    En medio de la creciente preocupación por la transmisión del COVID-19, dado el reciente incremento de pacientes confirmados en todo el mundo, el Gobierno Metropolitano de Seúl informó el día 24 de este mes que el proceso de purificación del agua de grifo de la ciudad elimina por completo el virus, por lo que es seguro beberla, tal y como lo hacen diariamente un sinnúmero de ciudadanos.

    Según las investigaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las posibilidades de propagación del coronavirus a través del agua son muy bajas, puesto que, a diferencia de los virus transmitidos por agua, este es susceptible a la desinfección con cloro. Esto significa que los procesos de purificación existentes son capaces de eliminar por completo el virus.

    El agua del grifo en Seúl se obtiene del río Hangang, desde donde se lleva a los centros de purificación de agua Arisu para someterse a un primer tratamiento con productos químicos apropiados para filtrar impurezas, tras lo cual pasa por un proceso de potabilización de alto nivel por medio de ozono y carbón activado granular y en seguida se le añade la cantidad adecuada de cloro. A consecuencia de esto, el virus es eliminado en más del 99.99%, logrando un “estándar de purificación de agua” superior al estipulado por la ley.

    Arisu

    En particular, la adición de cloro en el último paso del proceso de purificación para el control de microorganismos es lo que hace posible el suministro de agua segura y libre de virus.

    Por medio de la aplicación de estándares más severos que los de la ley, la ciudad de Seúl produce agua de grifo que no solo es más segura en cuanto a la ausencia de virus y enfermedades transmitidas por agua, sino que además puede ingerirse directamente sin necesidad de hervirla, en cualquier momento y en cualquier lugar.

    Además, el Instituto del Agua de Seúl, autorizado a nivel nacional para la inspección virológica, indicó que en los 10 años que lleva realizando pruebas trimestrales en los 6 centros de purificación de agua Arisu, nunca ha encontrado ningún virus en el agua de las platas antes ni después de su purificación.

    En la actualidad, los 6 centros de purificación de agua Arisu de la ciudad, emplean dispositivos de medición continua para monitorear en tiempo real los procesos de filtración (turbidez) y desinfección (cloro residual), con lo que se busca confirmar la eficacia del proceso de potabilización contra los virus y asegurar al máximo el suministro de agua segura.