Go to Main Content

Noticias sobre Bienestar, Salud y Seguridad

A A
  • Distribuye Seúl manual para traslado de pacientes sospechosos de COVID-19

  • SMG 121

    El Gobierno Metropolitano de Seúl ha establecido pautas para el despacho de rescatistas del 119 para el transporte de pacientes sospechosos de COVID-19 dependiendo de los síntomas que estos presenten y las ha distribuido a las agencias competentes de todo el país, incluidos los departamentos de bomberos y los centros de salud pública.

    La Sede de Control de Incendios y Desastres de Seúl dividió a los pacientes sospechosos de COVID-19 en tres categorías (A, B y C) y definió los estándares a seguir para el despacho de rescatistas en las “Normas para el Traslado de Pacientes de COVID-19 por Tipo”, que han estado en vigor desde el 16 de marzo.
    ○ Paciente tipo A: corresponde al cuadro definido por las autoridades sanitarias y presenta fiebre y síntomas respiratorios; para su traslado el rescatista debe equiparse con cinco elementos de protección (mascarilla, gafas protectoras, guantes, traje protector [nivel D] y cubiertas para calzado).
    ○ Paciente tipo B: corresponde al cuadro definido por las autoridades sanitarias o presenta síntomas; para su traslado el rescatista debe equiparse con cuatro elementos de protección (mascarilla, gafas protectoras, guantes y bata de plástico).
    ○ Paciente tipo B: no corresponde al cuadro definido por las autoridades sanitarias pero presenta síntomas; para su traslado el rescatista debe equiparse con tres elementos de protección (mascarilla, gafas protectoras y guantes).

    * Cuadro definido:

    Cuadro definido
    Categoría Cuadro de síntomas
    Caso sospechoso Pacientes con síntomas clínicos de COVID-19 dentro de los 14 días posteriores al contacto con un paciente confirmado
    Pacientes sintomáticos sujetos a investigación ① Paciente con sospechas de COVID-19 según la opinión de un médico por mostrar síntoma clínicos

    ② Paciente que presenta síntomas clínicos de COVID-19 dentro de los 14 días posteriores a su ingreso al país desde el extranjero

    ③ Pacientes que muestran síntomas clínicos de COVID-19 dentro de los 14 días posteriores a estar expuestos a uno de los brotes en el país

    * Síntomas: fiebre de 37,5 °C o más o síntomas respiratorios (tos, disnea, etc.)

    Como resultado de la implementación de las nuevas normas para el traslado de pacientes desde hace aproximadamente 4 meses, la cantidad de elementos del personal de emergencia que han debido autoaislarse debido al contacto con pacientes sospechosos se redujo en gran medida, lográndose una fuerza de respuesta estable.

    Tras la aplicación de las normas, el total de rescatistas puestos en cuarentena fue de 434, es decir, 5,5% del número total de personal enviado (entre del 16 de marzo y el 20 de julio). Esto contrasta con los más de uno por cada cuatro (26,7%) que debieron aislarse antes de la puesta vigor de las normas, mermando la capacidad de respuesta contra incendios.

    En las primeras etapas de la propagación del coronavirus, cuando aún no se habían establecido estándares específicos para los traslados, solo existían dos categorías: sospechosos de COVID-19 y pacientes generales. Siendo así, todos los traslados por pacientes sospechosos se llevaban a cabo con personal equipado con cinco elementos de protección (mascarilla, gafas, guantes, bata y cubiertas de calzado). Como resultado, algunos paramédicos del 119 fueron puestos en cuarentena y los equipos de protección se agotaron rápidamente, dificultando el suministro.

    ※ Comparación del antes y después de la implementación de las normas

    Comparación del antes y después de la implementación de las normas
    Antes de las normas Después (arranque: 16/03/20)
    • Período: 24/01/20–15/03/20 (52 días)
    • Movilizaciones por COVID-19: 2.212
    ※ 42,5/día en promedio
    • Aislamientos: 590 personas (26,7%)
    • Período: 16/03/20–20/07/20 (127 días)
    • Movilizaciones por COVID-19: 7.886
    ※ 62,1/día en promedio
    • Aislamientos: 434 personas (5,5%)

    Fuente: Sede de Control de Incendios y Desastres de Seúl

    Además, la relegación de los trajes de protección (nivel D) y de las batas de plástico solo a los casos necesarios redujo el desperdicio y estabilizó el suministro de equipamiento antiepidémico.

    La Sede Metropolitana de Incendios y Desastres de Seúl planea publicar una “Guía de Respuesta contra Enfermedades Infecciosas” que incluya esta información y distribuirla en forma de folleto a las agencias relacionadas de todo el país, como los departamentos de bomberos y los centros de salud pública, con el fin de que pueda ponerse en práctica en el campo.

    La “Guía de Respuesta contra Enfermedades Infecciosas” se preparó para minimizar la confusión causada en el campo por el aprendizaje basado en prueba y error, además de permitirnos combatir de manera más efectiva las nuevas enfermedades infecciosas en el futuro.

    Aparte de los criterios para el transporte de pacientes según su tipo, la guía incluye los procedimientos de respuesta para cada etapa del desastre y los roles de cada rescatista y paramédico.

    Con base en estas pautas de acción, la Sede de Control de Incendios y Desastres de Seúl busca formar en un futuro un “Comité de Enfermedades Infecciosas” (nombre tentativo), en el que participen expertos del extranjero para desarrollar como modelos de respuesta estándar contra enfermedades infecciosas.