Go to Main Content

Noticias del Alcalde

A A
  • Discurso el alcalde de Seúl: Provisión de viviendas de alquiler público para los recién casados

  • SMG 376

    La semana pasada comenté por qué la ciudad de Seúl presta especial atención a la “línea de partida”.

    El tiempo que uno tarda en lograr objetivos de vida

    varía según los valores perseguidos, las habilidades personales y los esfuerzos realizados.

    Sin embargo, al igual que en un maratón,

    todos deberíamos comenzar en la misma línea de partida.

    Esta es la conciencia crítica del Gobierno Metropolitano de Seúl.

    Hoy, el gobierno de Seúl

    busca asegurar la equidad en la línea de partida.

    ¿Qué significa “hogar” para nosotros?

    Un hogar es el espacio donde nacen y crecen los hijos, donde todos comenzamos el día

    y donde las parejas enamoradas inician una nueva vida. Eso es un hogar.

    Entonces, ¿un hogar es un lugar para vivir o es algo que hay que comprar?

    Un hogar no debe ser solo una propiedad que se compra con dinero, sino un espacio donde todos los miembros de la familia se amen y vivan juntos.

    Ese lugar donde todos nosotros soñamos con un futuro mejor.

    Es por esto que la vivienda forma parte primordial de la línea de partida.

    Pero desde hace tiempo la vivienda se ha convertido en una carga económica y en una angustia.

    Los residentes del área metropolitana gastan una cuarta parte (24%) del ingreso familiar en los costos de la vivienda.

    Muchas parejas posponen su matrimonio por falta de recursos para conseguir una casa

    y otros no quieren tener hijos por el mismo motivo.

    ¿Hasta cuándo debemos soportar esta situación?

    Es por eso que Seúl presta especial atención a la problemática de la vivienda.

    Además de las medidas adoptadas para ayudar a los jóvenes a comenzar su vida social,

    Seúl ampliará también sus políticas de acceso a la vivienda para parejas recién casadas

    como una medida de apoyo.

    Nos comprometemos a resolver el problema de la vivienda,

    considerada como la mayor carga para los recién casados.

    Para las 50.000 parejas que se casan cada año en Seúl,

    proporcionaremos por año un total de 25.000 viviendas.

    Esto significa que, exceptuando las parejas con suficientes recursos económicos,

    todos los recién casados que deseen recibir este apoyo podrán disponer de una casa.

    La felicidad de criar a los hijos en un entorno residencial estable es incomparable.

    Seúl contribuirá a que esto sea una realidad y no un mero sueño.