Go to Main Content

Noticias del Alcalde

A A
  • Discurso de Año Nuevo 2020

  • SMG 651

    Discurso de Año Nuevo 2020
    A punto de atravesar un gran cambio,

    – la ciudad de Seúl garantiza una línea de partida justa –

    1. Es la hora de un gran cambio.

    Dejamos atrás el 2019 y damos la bienvenida al 2020.
    Aun así, la economía y bienestar público no son nada fácil de manejar.

    El crecimiento de la economía coreana está perdiendo potencia.
    El crecimiento centrado en las exportaciones de grandes empresas ha llegado a su límite.
    La industria de la manufactura es menos competitiva día a día;
    los negocios independientes están al borde de un acantilado.

    Sin darnos cuenta, quedamos atrapados en la trampa de los países semidesarrollados.
    Esto es el resultado natural de la falta de tecnología original y de un bajo nivel en las ciencias básicas.
    Un fuerte golpe socioeconómico nos espera debido a la baja tasa de natalidad y el envejecimiento acelerado,
    desafíos a los que también no enfrentamos.

    No debería ser así.
    Necesitamos un cambio importante para salvar la economía y el modo de vida de nuestra gente.

    2. En retrospectiva, la razón por la que nuestras vidas son difíciles

    es que la economía ha estado en una crisis constante durante las últimas dos décadas.
    A pesar del ingreso de 34.000 dólares per cápita y la competitividad nacional en el puesto 13 de mundo,
    la vida de los ciudadanos ha continuado siendo difícil.
    ¿A qué se deberá?

    Los salarios suben una miseria, pero el precio de la vivienda se va al cielo.
    El duro trabajo no nos lleva a un futuro brillante para nosotros y nuestros hijos.
    El alquiler que no puede esperar, las cuotas de escuelas privadas y los intereses de los prestamos
    hacen que no podamos soñar con un mañana.
    El país va bien, pero los ciudadanos ni comen ni viven bien.
    ¿Cuál es la raíz del problema?

    Que los frutos del crecimiento económico que creamos juntos
    no se distribuyan de manera uniforme, esa es la razón.
    La causa de que la vida de los ciudadanos sea cada vez más difícil
    es la desigualdad económica y la polarización de la riqueza.

    3. La raíz de la crisis es la desigualdad.

    Estimados ciudadanos de Seúl, estimados miembros de la familia de Seúl:

    “La desigualdad cobra intereses.”
    Los niños pobres se convierten en jóvenes pobres
    que serán adultos pobres con una vejez aún más pobre.
    Los que iniciaron sin ser dueños de una casa, ahora viven en casas pequeñas de renta,
    que más tarde serán incluso más pequeñas.

    La desigualdad de ingresos y la brecha de propiedades se están volviendo temas comunes.
    Nuestra sociedad se encuentra ahora en un punto crítico entre la desigualdad y la injusticia.
    Si no corregimos la causa primaria de la polarización y la desigualdad ahora mismo,
    no quedará más esperanza para nuestra sociedad.

    ¿Queremos ser un país envejecido que ha dejado de crecer?
    ¿O un país renovado que encontró su vitalidad?

    Estamos en una encrucijada.
    Debemos encontrar un nuevo camino cuanto antes.

    4. ¿Es justa nuestra línea de partida?

    A menudo la vida se compara con un maratón.
    Dependiendo de nuestros valores, competencias y esfuerzos individuales,
    el tiempo de llegada a la meta acaba siendo diferente.
    Sin embargo, hay justicia en el maratón porque la línea de partida es la misma.

    El gran cambio para rescatar la economía y la vida del pueblo debe comenzar con una “línea de partida justa.”

    Este es el comienzo de Seúl.
    Aprovechando todos los recursos disponibles
    estamos decididos a ser parte de la creación de una “línea de partida justa” para los ciudadanos.

    5. Garantizaremos un “punto de partida justo” para los jóvenes.

    Seúl cuenta con un presupuesto sin precedentes de unos 40 billones de dones.
    Antes que nada, Seúl invertirá en el futuro de los jóvenes.
    La juventud es el motor a futuro de nuestra sociedad.
    Sin embargo, ¿cuál es la realidad de nuestros jóvenes?
    Encima de encontrar trabajo, viven preocupados por sus gastos básicos y por el alquiler.
    Tienen un futuro hipotecado.

    La ciudad de Seúl estará del lado de los jóvenes.
    Con una línea de partida justa, podremos hablar de esperanza y no de desesperación.

    La ciudad ha ampliado a 100.000 el número de beneficiados por el subsidio para jóvenes.
    Les daremos la oportunidad de soñar a una cantidad aún mayor de jóvenes.
    Además, para 45.000 jóvenes que se ven obligado a vivir
    pagando alquiler en sótanos, azoteas o gosiwon,
    se otorgará una ayuda de 200.000 wones mensuales para el alquiler.

    6. Habrá apoyos para la vivienda, que es la línea de partida de los matrimonios.

    “Los pobres no tienen tierra ni para clavar picahielos.”

    Esas son las palabras de Jeong Dojeon, quien viendo el sufrir de los campesinos
    encabezó la reforma de las tierras agrarias en la época de Joseon.
    ¿Ha cambiado realidad ahora después de 600 años?

    La vivienda está en el centro de la estructura de la polarización social.
    El factor más importante que obstaculiza la justicia en la línea de salida es la vivienda.
    Cuando la vivienda pasó de ser un “lugar para vivir” a un “lugar para comprar”,
    se convirtió en una carga y un dolor.

    Parejas que se aman no pueden permitirse comprar una casa
    así que retrasan su boda y el tener hijos.

    Esta realidad es claramente una tragedia.
    Es claramente doloroso.

    Es por esto que Seúl quiere ser parte de un gran cambio.
    En 2020, ampliaremos en gran medida el apoyo a las parejas recién casadas.
    El apoyo abarcará a las parejas con ingresos combinados de menos de 100 millones de wones y
    que no puedan adquirir su propia casa, prácticamente todos los recién casados.

    Los últimos ocho años, Seúl ha designado un presupuesto de cerca de 1 billón de wones anuales para la expansión
    de la construcción y el suministro de viviendas de alquiler público, lo que continuará este año.
    En dos años, Seúl tendrá alrededor de 400.000 viviendas de alquiler público, alrededor del 10% del total de hogares.
    Esto servirá primero que nada para que las familias de bajos ingresos tengan una vivienda estable,
    A la larga, debemos ser un país que provea de un hogar a quien sea que lo necesite, incluida la clase media.
    Debemos hacer realidad el derecho a la vivienda garantizado por la Constitución.

    La vivienda estable sin duda es sin duda el inicio de un ciclo virtuoso
    de estabilidad familiar, mayor consumo, inversión, innovación y crecimiento.

    7. La implementación del “Sistema de Vivienda Nacional” empezará en Seúl.

    Seúl va un paso más adelante que otros.
    Debemos crear una sociedad donde se dé mérito al trabajo, no la tierra.
    Hay que acabar con el mito de que el valor de las propiedades siempre sube.
    La “República Inmobiliaria”, manchada con ingresos inmerecidos, solo puede llevar la economía a una catástrofe.
    Yo le arrebataré a la industria inmobiliaria las ganancias inmerecidas y las renovaciones a corto plazo
    para las generaciones futuras y a toda la población puedan compartir los beneficios,
    con la propuesta de introducir el “Sistema de Vivienda Nacional”.

    Primero se creará y pondrá en marcha el Fondo para la Vivienda Nacional (nombre provisional).
    Incrementaremos los inmuebles de propiedad pública con recuperación de estos ingresos inmerecidos,
    para otorgar terrenos y edificios de manera asequible a quienes lo necesiten,
    A la vez, estos fondos servirán para la provisión de viviendas de alquiler público,
    garantizando el derecho a la vivienda, y mejorando significativamente la calidad de vida.

    También debemos reformar el sistema de publicación de precios de bienes raíces.
    Con la creación del “Centro de Apoyo a la Publicación de Precios Inmobiliarios”,
    haremos lo posible por acercar los precios a su valor real de mercado.
    Cooperaremos de manera activa y brindaremos el apoyo necesario para el cálculo de precios por parte de los distritos autónomos y del gobierno central, que tiene la última palabra.

    8. Una “línea de inicio cálida”, que da comienzo al cuidado completo.

    Estimados ciudadanos de Seúl, estimados miembros de la familia de Seúl:
    En los últimos ocho años, Seúl no ha dejado de aumentar su presupuesto de asistencia social con la idea de que invertir en las personas es el comienzo de una línea de partida justa.
    Para 2020, el presupuesto de bienestar social de Seúl supera los 12 billones de wones por vez primera.

    La asistencia social nunca no es un regalo ni es un desperdicio.
    Es la inversión más fuerte del mundo, con los mayores rendimientos.
    Es una inversión en la gente, una inversión en el futuro.

    Los desafíos más grandes que amenazan nuestro futuro son la baja tasa de natalidad y el envejecimiento.
    Para resolver el problema de la baja tasa de natalidad,
    el país debe hacerse responsable del cuidado infantil y la educación.
    ¿Quién querría tener niños en estos tiempos de “cada quien por su cuenta”?

    Por esta razón, Seúl tomó una decisión.
    Seúl ha realizado la mayor inversión de la historia en el embarazo, el parto y el cuidado y atención de los niños.
    El cambio más notorio se ha dado en los servicios de cuidado.
    El Centros de Cuidado de Niños del Barrio está instalado en cada vecindario
    Hemos construido un sistema donde nuestros niños pueden jugar y aprender libremente después de la escuela.
    Así, el cuidado de los niños no se dejará solo a las mujeres y las familias.
    También apoyamos a las parejas con problemas de infertilidad y estamos ampliando los subsidios para familias con hijos.
    Además, con la inversión intensiva de la ciudad el uso de guarderías públicos de Seúl ha superado el 45%.

    El desafortunado destino de la protagonista de “Kim Ji-young, nacida en 1982” no se repetirá en Seúl.
    Las mujeres ahora están libres de tener que cuidar de sus hijos y familias.
    Garantizaremos que se desarrollen profesionalmente y tracen su propio destino.
    Tengo fe que este fortalecimiento del bienestar público conducirá a un ciclo virtuoso de innovación, crecimiento y distribución.

    9. Seúl está creando la línea de partida para los “alimentos del futuro”.

    Además de una línea de partida justa, otro elemento necesario es la alimentación,
    a la cual dirigiremos todo nuestro esfuerzo.

    El año pasado, aquí mismo, proclamé que Seúl estaría entre las 5 principales ciudades globales para startups.
    Fue así que el año pasado nos esforzamos al máximo para apoyar a
    las empresas innovadoras que serán los nuevos motores de crecimiento de la economía.
    Facilitamos a los emprendedores innovadores lo que más necesitan,
    espacio, inversión y soporte de ventas.

    Afortunadamente, se obtuvieron muchos logros y buenas críticas.
    Los principales centros principales de nuevas empresas innovadoras, como Hongneung, Yangjae y Yeouido,
    han sido ampliados con 24.000 m² adicionales de espacio corporativo,
    convirtiéndose en espacios compartidos donde los emprendedores innovadores
    pueden comercializar productos de manera más fácil y rápida.

    Ayudamos a más de 140 empresas a ingresar a mercados extranjeros a través de relaciones con inversionistas
    y soporte de ventas, mientras que servimos de banco de pruebas para unas 200 empresas.
    Cada vez más empresas globales se están mudando a Seúl,
    los aceleradores globales están llegando a Corea uno tras otro.

    Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer.
    En 2020, Seúl dará un paso más al frente con un gran ecosistema de innovación
    que traerá certeza a nuestra economía.
    Este año, Seúl ampliará su inversión en futuras industrias de nuevo crecimiento
    y nos centraremos en revitalizar el clúster de las industrias de la innovación.
    En los seis centros de nuevas industrias de convergencia, incluidos Yangjae, Hongneung, Magok, Sangam y el G Valley de Guro,
    estamos respaldando de forma activa la I+D y a las empresas en los campos
    de servicios de turismo cultural, contenidos digitales, IA, biomedicina y tecnofinanzas.
    Además, haciendo de los principales “campus town” de Seúl bases avanzadas de emprendimiento,
    lideraremos la creación de un ecosistema de negocios innovadores.
    Seúl debe ir más allá del futuro de la propia Seúl;
    seremos el número uno de Corea en la creación de alimentos del futuro.
    Una ciudad donde cualquier joven con talento pueda desafiar emprender un negocio,
    crearemos una ciudad inclusiva, no con crecimiento de arriba abajo sino de abajo arriba.

    El próximo 7 de enero tendrá lugar la Feria de Electrónica de Consumo en Las Vegas, EU.
    Ahí, nuestras startups tomarán impulso para expandirse internacionalmente
    y nos centraremos en atraer inversiones extranjeras y en encontrar los alimentos del futuro.

    10. La revolución de 10 años de Seúl es el nuevo estándar de Corea.

    Nuestra sociedad está en caos debido a la división, el conflicto y al antagonismo.
    La oposición absoluta, el desprecio y la política de odio no nos llevarán a un nuevo futuro.
    Los círculos políticos también han unido fuerzas para esparcir injusticia y desigualdad
    en un campo de juego desparejo que hay que corregir.

    Ahora que los deseos de la nación se están acumulando,
    es el momento de oro para corregir la desigualdad.
    Las próximas elecciones generales confirman la naturaleza desigual e injusta de los tiempos.
    Por mi parte, espero que sea el proceso para encontrar la solución.

    Una línea de partida justa nos ayuda a soñar.
    Seúl, donde todos salen rumbo a la meta desde la misma línea,
    aquí comenzará un gran cambio que salvará la economía y el bienestar público.

    Aunque hay muchas limitantes en cuanto a autoridad y finanzas, seguiremos
    haciendo frente a nuevos desafíos y pruebas para impulsar a otros gobiernos locales en todo el país,
    trabajando mano a mano con el gobierno central.

    Estimados ciudadanos de Seúl, estimados miembros de la familia de Seúl:
    Para mí, la respuesta es siempre son “\los ciudadanos”.
    Yo, Park Won-soon, tengo diez millones de ciudadanos
    Y además cuento con la fuerte familia de funcionarios públicos de Seúl.
    He sido feliz contigo durante los últimos ocho años.
    Gracias a todos ustedes, Seúl se ha convertido en la mejor ciudad.

    Seguiremos adelante con la prioridad de completar la “revolución de 10 años que cambió la vida de los ciudadanos”.
    Esa revolución de 10 años es el nuevo estándar de Corea.
    Caminaré con empeño junto a todos los ciudadanos.
    Gracias.