Go to Main Content

Noticias del Alcalde

A A
  • ¡Debemos controlar la epidemia en Seúl para controlarla en todo Corea!

  • SMG 288

    – Modelo antiepidémico de referencia y fortalecimiento del sistema médico contra desastres –


    (Fecha y hora: martes 20/05/2020 a las 11:00 am)

    Seúl establecerá modelo antiepidémico de referencia y fortalecerá sistema médico contra desastres

    Hoy me dirijo a ustedes para presentar el plan para el “Establecimiento de un modelo antiepidémico de referencia y fortalecimiento del sistema médico contra desastres”, el cual ha estado en desarrollo por un largo tiempo durante los 120 días que hemos pasado al frente de la batalla contra el COVID-19.

    Desde hace 5 años, luego de superar ejemplarmente una nueva enfermedad infecciosa llamada MERS, la ciudad de Seúl ha venido haciendo inversiones preventivas en el sistema de salud pública. Gracias a esto, fue posible contener las infecciones comunitarias de COVID-19 a gran escala y mantener una baja tasa de mortalidad. Que esto fuera posible en la megaciudad de 10 millones de personas ha sido gracias a la cooperación activa de los grandes ciudadanos seulenses. Como resultado, Corea y Seúl se están convirtiendo en referencias mundiales bajo el nombre de “K-prevention” (prevención al estilo de Corea).

    - En Seúl, con 10 millones de habitantes, hubo 741 pacientes confirmados (0,008%) y 4 fallecimientos (0,53%). * A fecha del 18 de mayo
    - Con un porcentaje de 0,008% de casos confirmados y 0,53% de muertes, Seúl está en un nivel fuera de lo ordinario en el mundo

    Sin embargo, aún queda un largo camino. Debemos prepararnos con mayor esmero para las segunda y tercera olas del coronavirus, que no sabemos cuándo llegarán. Hasta ahora, el Gobierno Metropolitano de Seúl ha estado considerando y discutiendo a fondo las posibles formas de fortalecer el sistema médico para responder a los desastres a mediano a largo plazo. Los análisis urgentes realizados por el gobierno de la ciudad indican que necesitamos un sistema de respuesta a enfermedades infecciosas más sofisticado, así como ampliar el sistema de salud pública y asegurar cuanto antes la existencia de materiales antiepidémicos.

    La ciudad de Seúl estará preparada con anticipación. Haremos de Seúl un lugar más seguro, robusteciendo la capacidad de respuesta contra enfermedades infecciosas y el sistema de salud pública de una forma nunca antes vista.

    El plan para construir un modelo antiepidémico de referencia al más puro estilo de Seúl consiste en tres puntos principales: fortalecer el nivel de respuesta ante enfermedades infecciosas a nivel de los gobiernos locales, robustecer los recursos médicos y establecer un sistema de respuesta en preparación para la segunda ola. Así como superamos el MERS de 2015, en 2020 venceremos al coronavirus e iremos más allá de la “K-prevention”, para posicionarnos como “la ciudad de referencia mundial en respuesta contra infecciones” mediante una preparación minuciosa.

    <1. Establecimiento de las 7 fases de respuesta contra infecciones en Seúl>
    Con este fin, lo primero es subdividir la respuesta a enfermedades infecciosas en siete fases.

    El gobierno central tiene cuatro niveles de alerta: azul, amarilla, naranja y roja.

    Para responder más rápidamente a la realidad y la situación de los gobiernos locales, la ciudad de Seúl dividirá los dos niveles más altos de alerta en dos fases (alerta naranja fase 1 y 2, seguidas de alerta roja fase 1 y 2) y añadirá una última fase de recuperación.

    <2. Establecimiento del primer centro de investigación de enfermedades infecciosas a nivel municipal y un nuevo laboratorio epidemiológico>
    En segundo lugar, se fortalecerá la función de torre de control de enfermedades infecciosas de Seúl. El Gobierno Metropolitano de Seúl será el primer gobierno local del país en establecer un nuevo “centro de investigación de enfermedades infecciosas” y un “laboratorio epidemiológico”.

    Uno de los factores que han contribuido al éxito en la prevención de COVID-19 ha sido que los gobiernos municipales pudieron reconocer la situación local y actuaron ante ella, lo cual fue aprovechado por el gobierno central para expandir estas contramedidas rápidamente a nivel nacional. Ese fue el caso de medidas como la publicación de manera transparente de las rutas seguidas por pacientes confirmados, las clínicas de paso, y las pruebas anónimas, entre otras.

    Una vez que Seúl opere su propio “centro de investigación de enfermedades infecciosas” y “laboratorio epidemiológico”, fortalecerá su papel como torre de control de los gobiernos locales en la respuesta contra infecciones y, al tiempo que juega un papel de liderazgo en la lucha, podrá cooperar más estrechamente con el gobierno central.

    El centro de investigación de enfermedades infecciosas será conformado por expertos relacionados en la materia durante la segunda mitad del año, para estudiar las tendencias y contramedidas de epidemias de enfermedades infecciosas. Además, en el nuevo laboratorio epidemiológico se realizarán investigaciones especializadas y veloces con las que se fortalecerán aún más las capacidades del equipo de respuesta rápida y de los epidemiólogos autónomos que tanto han contribuido a responder ante el COVID-19.

    Además, se acaba de crear el “Equipo de Gestión Epidémica”, con el propósito de proporcionar una gestión permanente de epidemias, incluyendo la preparación de pautas y manuales para la normalidad distanciada, así como el aseguramiento y distribución los materiales necesarios. De la misma forma, se establecerá un centro operativo innovador para hospitales municipales, dentro de la Fundación de la Salud de Seúl, para fortalecer la capacidad del sistema público de responder a desastres de enfermedades infecciosas.

    A través del establecimiento y robustecimiento de estas organizaciones, consolidaremos la función de torre de control de los gobiernos locales, unificando desde la investigación de enfermedades infecciosas hasta la implementación de políticas.

    <3. Expansión de las instituciones médicas públicas por zona y construcción de un sistema de cooperación público-privado>
    Tercero, mejoraremos drásticamente el sistema de salud pública, para ser capaces de superar incluso una infección masiva de la magnitud que se dio en Daegu, en la provincia de Gyeongbuk. En el caso de la aparición de una enfermedad infecciosa, el sistema de salud pública debe ser capaz de tomar la responsabilidad y ofrecer la mayor defensa posible.

    Hasta la fecha, el gobierno de Seúl ha invertido drásticamente en el sistema médico público, incluyendo los equipos de aislamiento a presión negativa, salas de visita, sistemas de gestión de accesos e infraestructura de hospitales municipales, a pesar del déficit de 100 mil millones cada año. Esto se debe a la lección aprendida del acontecimiento del MERS y ha jugado un papel clave en la prevención exitosa del COVID-19.
    Sin embargo, esto no garantiza que Seúl esté exento de una detonación de contagios como la de Wuhan la del caso de la iglesia Shincheonji en Daegu. Por este motivo, la ciudad de Seúl se preparará a fondo para garantizar que el sistema médico no se derrumbe y que haya camas suficientes incluso en las peores situaciones, como la aparición de un millar de pacientes confirmados en un día.

    Sin embargo, si ocurriera un brote masivo a gran escala, el sistema de salud pública no podría responder por sí solo. De modo que la ciudad de Seúl se dispone a construir de manera preventiva un sistema médico contra desastres que sea público y privado, mediante el fortalecimiento de la cooperación con hospitales privados. A través de una estrecha cooperación con los cerca de 50 hospitales generales ubicados en Seúl, instauraremos un sistema médico contra desastres capaz de movilizar de inmediato los recursos médicos públicos y privados en período de crisis.

    <4. Expansión del personal médico en el sector público>
    En cuarta instancia, ampliaremos la cantidad de personal médico en el sector público para responder a enfermedades infecciosas y brindar mejores servicios de salud pública.
    La expansión de los servicios de salud pública es necesaria para responder rápidamente a las enfermedades infecciosas. Con la intención de reforzar la capacidad de respuesta ante infecciones, el segundo semestre de este año, Seúl asignará un médico a cargo de infecciones a cada centro de salud comunitario de los distritos autónomos. Además, se planea reclutar a 13 médicos infectólogos y neumólogos el próximo año para los hospitales municipales y continuar expandiendo gradualmente la cantidad de personal médico público. El financiamiento de esto se reflejará en el presupuesto suplementario.

    Además, para cultivar una fuente estable de personal médico publico estable y desarrollar personal en determinadas áreas con gran interés público, como las emergencias traumatológicas, la epidemiología de enfermedades infecciosas y la geriatría, en las cuales es difícil conseguir personal en el sistema de formación médica existente, la ciudad de Seúl promoverá el establecimiento de una facultad de medicina pública a nivel de gobierno local por primera vez en el país.

    Ya antes habíamos promovido el establecimiento de una facultad de medicina pública para capacitar al personal médico público, pero varios grupos de presión nos lo habían impedido. Esto no se puede retrasar más. Necesitamos más personal profesional de salud pública. Este es el momento oportuno para fundar una escuela de medicina pública; la necesidad de nutrir talentos en el sector de salud pública se ha hecho evidente en todo el país debido al COVID-19 y, si es lo que se demanda en estos tiempos, me parece que es una orden de la ciudadanía.

    Con este fin, Seúl buscará establecer de una facultad de medicina pública a través de estrechas consultas con el gobierno central y los gobiernos locales. De ser necesario, también estamos dispuestos a discutir alguna forma de establecer esta escuela en cooperación con varios gobiernos locales.

    En las últimas elecciones generales, el partido en el poder se comprometió a designar un hospital de enfermedades infecciosas y a ampliar la capacidad de las escuelas de medicina para ampliar el servicio de salud pública. Igualmente, elaboraremos un plan para fomentar la creación de personal médico público a través de consultas más estrechas con los gobiernos locales.

    <5. Construiremos el “Arca de Seúl”>
    La quinta iniciativa de la ciudad es la creación de el “Almacén Integral de Seúl para Recursos contra Desastres”, también llamado el “Arca de Seúl”, en donde se reservarán materiales necesarios para encarar sin interrupciones el resurgimiento de la infección.Para que no se repitan los conflictos en la oferta y la demanda de productos médicos debido a la propagación repentina de enfermedades infecciosas, como sucedió con el COVID-19, se obtendrán y mantendrán listos recursos médicos y antiepidémicos a nivel ciudad.

    A futuro, estaremos plenamente preparados para situaciones críticas con un suministro estable de los principales productos médicos para confrontar infecciones, como equipos de aislamiento a presión negativa —incluidos los dispositivos móviles, carpas y ambulancias—, vacunas, trajes de protección y, por supuesto, cubrebocas y desinfectantes.

    <6. Preparación de un sistema para hacer frente a la segunda ola>
    Muchos expertos en enfermedades infecciosas están advirtiendo sobre la posibilidad de un resurgimiento de la infección este otoño. Siendo así, también nos prepararemos a fondo para enfrentar la segunda ola.

    Con este fin, la tarea más importante es detener de antemano la transmisión silenciosa por parte de pacientes asintomáticos.

    Para esto, el Gobierno Metropolitano de Seúl impulsará los exámenes preventivos de COVID-19. Precisamente hoy tendrá lugar la primera reunión del Comité de Exámenes Preventivos, en la que se discutirá la forma de seleccionar a los grupos examinados, entre otros temas relacionados con la puesta en práctica del esquema.

    Asimismo, ampliaremos los centros designados de tratamiento públicos y fortaleceremos sus funciones para que estos puedan responder de forma inmediata a la segunda ola. Como parte de este esfuerzo, planeamos expandir estas clínicas de las 46 existentes a más de 100 sucursales, así como expandir y operar equipos móviles de recolección de muestras para atender a personas con discapacidades severas y los residentes de hospitales geriátricos.

    <Conclusión>
    Este es un plan para construir un modelo de prevención estándar preparado por el gobierno de Seúl para la era postcoronavirus.

    Seúl saldrá adelante como “la ciudad de referencia mundial en respuesta contra infecciones” de la mano de sus grandes ciudadanos, fortaleciendo el sistema de respuesta con participación ciudadana y sumándolo a la experiencia acumulada al combatir el MERS, así como a los veloces, innovadores y transparentes métodos de prevención mostrados ante el coronavirus.

    De infiltrarse en la capital, la infección habrá infiltrado todo el país.
    Debemos controlar la epidemia en Seúl para controlarla en todo Corea.
    Seúl se mantendrá siempre al frente de la batalla contra el COVID-19.
    La mejor vacuna para Seúl siempre han sido sus ciudadanos. Gracias.