Go to Main Content

[2013] Discurso del Alcalde

A A
  • CIUDAD EN QUE LA GENTE COMPARTE ALIMENTOS, FUERZAS Y SUEÑOS

  • SMG 528

    Anuncio del plan básico para la dinamización de cooperativas en la ciudad de Seúl

    Fecha: 13 de febrero de 2013

    Lugar: Sala de prensa del Gobierno Metropolitano de Seúl

    Una gestión democrática con un voto por cada persona y la búsqueda de valores comunitarios… son dos de los objetivos principales de una cooperativa. Hoy anunciaré el Plan Básico para la Dinamización de Cooperativas en Seúl, que tiene por objeto hacer de Seúl una ‘ciudad cooperativa’, donde cada habitante esté apuntado a al menos una cooperativa.

    Vivir en Seúl no es tan fácil, ¿verdad? Veamos cómo viven nuestros ciudadanos hoy en día. En 2000, la renta del percentil 20 superior era 21,2 veces mayor a la del percentil 20 inferior. 9 años después, en 2009, la cifra se incrementó a 45,4, más del doble. 71% de los habitantes pertenecientes a la clase media en 2000 cayó a 64% en 2011, mientras que el porcentaje de la clase baja aumentó del 9% al 12% durante el mismo período. El número de hogares unipersonales se ha duplicado en los últimos 10 años, mientras que los habitantes de viviendas independientes, que representaban un 32,8% de la población seulita en 1995 se redujeron hasta ocupar un 16,2% en 2010. Mientras que se profundizaba la polarización social y se derrumbaba la clase media, las comunidades se han desintegrado y nuestra red de seguridad social se ha debilitado.

    Si queremos vivir en Seúl durante mucho tiempo, y tranquilamente, deberíamos primero resolver tales incertidumbres y dificultades sociales, ¿no creen?

    Por eso, Seúl ha decidido tomar acción. Ahora es precisamente el momento en que más echamos en falta las cooperativas que realicen cooperación y beneficios mutuos. Las cooperativas restaurarán comunidades, elevarán la confianza entre los integrantes de nuestra sociedad y, consecuentemente, crearán una red de seguridad social que respire entre nosotros.

    Hoy día, ya mucha gente sabe lo que es una cooperativa, ¿no es cierto? Se trata de un negocio, negocio integrado por más de cinco personas con metas comunes. Difiere de otras empresas con fines de lucro en el sentido de que cada miembro de una cooperativa tiene un voto y puede contribuir a una toma de decisión democrática, además de gozar plenamente de todos sus derechos como integrantes y contribuir al desarrollo sostenible de su comunidad local. En su sentido literal, es una buena organización.

    Ya hay bastante cooperativas en nuestros alrededores. Las cadenas de cooperativas Hansalim y Leche de Seúl… Les suenan familiares, ¿verdad? En países extranjeros también hay muchas cooperativas. Sunkist, productora de los zumos que compramos frecuentemente en los supermercados, y el FC Barcelona, el prestigioso club de fútbol español, son algunos ejemplos.

    Conocen la ciudad italiana de Bolonia, ¿no? Al menos hasta la década de los ´50, era una ciudad muy pobre. Es la capital de la región administrativa de Emilia-Romaña. Hoy día, es una ciudad muy rica con una renta per cápita de 40 mil dólares, el doble de la media de Italia.

    La fuerza motriz de su crecimiento económico era ni más ni menos que las cooperativas. Actualmente hay unas 400 en esta ciudad, que cuenta con una población de 420 mil habitantes. Las cooperativas ocupan un 45% de las actividades económicas llevadas a cabo en Bolonia, por lo que ejerce una influencia enorme sobre su economía. Su tasa de empleo es del 6,4%, en comparación con el promedio nacional de Italia del 10,6%.

    Tal y como muestra la ciudad de Bolonia, las cooperativas son la clave de problemas sociales, económicos y de desempleo; han conseguido la transición de nuestro enfoque del capital al ser humano, de competencia a cooperación, y de individuos a comunidades; atenúan la polarización social; realizan la democratización económica y evitan el fracaso de microempresas; y generan puestos de empleo estables y sostenibles.

    Asimismo, pueden restaurar las comunidades desintegradas y reforzar nuestra debilitada red de seguridad social. Pero entre todas, la principal razón por la que defino las cooperativas como organizaciones buenas es porque contribuyen a crear empleo sostenible y estable. Incluso en tiempos de crisis, evitan en lo posible despedir a su personal, y tratan de mantener los puestos de trabajo pese a recortar los salarios.

    Cooperativas… Pongamos un ejemplo. Hoy día, hay muchas parejas casadas en que ambos integrantes trabajan, ¿verdad? Guarderías hay muchas, pero de hecho, cuesta encontrar a una que sea fiable. Las noticias trágicas que llegan de vez en cuando elevan la inquietud de las madres. Pero si establecemos una cooperativa de cuidado infantil, los propios padres pueden participar directamente en el cuidado de sus propios niños, y resolver los problemas de higiene, estabilidad emocional, etc. Además, es posible reducir el estrés psicológico de padres e hijos -a menudo expuestos a entornos que promueven la competencia-, y entablar relaciones de amistad entre familias, consiguiendo nuevos amigos y hermanos para nuestros hijos. O sea que creamos un entorno en el que nuestros niños pueden crecer sanos y saludables.

    ¿Qué tal una cooperativa de empleados no permanentes? Los trabajadores con contrato definido, tales como personal de limpieza, porteros, jornaleros, los dedicados a servicios de entrega a domicilio, conductores temporales de coches particulares y maestros particulares, viven siempre en estado económico inestable y difícil debido a sus bajos salarios, horarios laborales prolongados, inseguridad laboral, falta de cobertura de seguridad social, entre otros factores de incertidumbre. Pero si los entregadores a domicilio, por ejemplo, crean una cooperativa, pueden sufragar conjuntamente los costes administrativos básicos y pagar una tasa menor de comisión. Es decir, pueden percibir el salario que se merecen y tener orgullo en su ocupación, al ser ellos mismos quienes tienen la decisión final sobre su empleo y condiciones laborales.

    El Gobierno Metropolitano de Seúl incrementará el número de cooperativas a 8 mil a lo largo del próximo decenio, y aumentará sus ingresos a 14 billones 370 mil millones de wones, correspondiente al 5% del PIB regional de Seúl

    El Ayuntamiento capitalino ha establecido ‘Seúl, una ciudad cooperativa’ como su visión para forjar un Seúl esperanzador para todos, y ha fijado como meta la afiliación de cada habitante a al menos una cooperativa. A fin de cumplir esta visión y meta nuestras, Seúl apoyará, de manera activa y sistemática, a los ciudadanos que aspiren a fundar sus propias cooperativas, donde pueden hacer oír sus voces y proteger sus derechos e intereses. Capacitaremos a los interesados según sus rubros y en cada etapa de sus proyectos; operaremos un centro de ayuda integral para cooperativas y otro para el desarrollo de empresas sociales; y enseñaremos qué son las cooperativas, cómo fundarlas y gestionarlas… Les ayudaremos desde el comienzo hasta el final de la creación de una cooperativa.

    Impartiremos a los interesados educación más fundamental e importante adecuada a sus rubros y etapa de desarrollo de sus proyectos. A los ciudadanos comunes, impartiremos educación básica sobre cooperativas, mientras que a los miembros y directores de cooperativas existentes, enseñaremos las responsabilidades y los conocimientos sobre la gestión. Para aquellos ciudadanos que estén planificando establecer una nueva, daremos instrucción sobre los aspectos jurídicos hasta la forma de llenar formularios para la habilitación. Si visitan el centro de apoyo integral para cooperativas que empezará a operar el Ayuntamiento desde mayo próximo, podrán recibir un servicio integral de consulta, formación y asesoramiento. En el centro, ofrecemos desde consultas básicas sobre el tema que nos ocupa, hasta asesoramiento profesional sobre contabilidad, administración fiscal, y leyes relevantes para aquellos ciudadanos deseosos de fundar sus propias cooperativas. El centro de ayuda integral complementará las funciones de los cuatro ‘centros de consulta sobre cooperativas’ que opera el Municipio de Seúl desde noviembre pasado.

    Desde noviembre pasado al primero de febrero de este año, los oficiales de dichos centros pasaron nada menos que 2.750 consultas. Los ciudadanos estaban muy interesados y consultaron ideas sobre rubros muy diversos y creativos, tales como la artesanía de calzados, artículos de segunda mano, así como una asociación de enfermos de cáncer. También proponían la creación de cooperativas de entregadores a domicilio, hombres sin techo, licenciados en filología, entre otros. En el ‘centro de apoyo a empresas sociales’ a inaugurarse a finales de febrero venidero también, brindarán asistencia y educación sobre el tema. En ese centro, apoyaremos proyectos ejecutados por consorcios así como iniciativas de desarrollo de modelos de franquicias sociales.

    Y no descuidaremos la formación de un ecosistema social sano que sentará las bases para el crecimiento y la dinamización de cooperativas. Para ello, procuraremos enmendar ordenanzas municipales para la ampliación, financiación, participación en el ámbito de compras públicas, consignación de servicios y capacitación de cooperativas.

    En primer lugar, sentaremos los cimientos institucionales mediante la promulgación de una ‘ordenanza municipal para la promoción de cooperativas’. Creo que la ordenanza servirá como un importante fundamento institucional para hacer de Seúl una ciudad cooperativa, así como una oportunidad para reforzar la solidaridad y el entendimiento común entre diversas organizaciones socioeconómicas. Asimismo, crearemos un ‘fondo de cooperativas’ como parte del fondo municipal de inversión social. Con este fondo, concederemos a los futuros fundadores de cooperativas préstamos de largo plazo y bajo interés. Además, clasificaremos las cooperativas bajo la categoría de empresas sociales para que éstas puedan incluirse en la lista de compras municipales. Ayudaremos su incursión en el mercado de aprovisionamiento público, e impulsaremos la consignación privada de cooperativas de servicios públicos. Reforzaremos el potencial del sector privado y promoveremos la solidaridad entre cooperativas. A fin de elevar su capacidad de auto dependencia, brindaremos apoyo a las asociaciones de cooperativas, lo cual es imprescindible para el fomento del sector de cooperativas. Apoyaremos proyectos conjuntos, financiaremos el pago de alquiler de oficinas y aulas, etc. así como parte de los costos administrativos. También ofreceremos formación y consultoría. Asimismo, garantizaremos su participación en el órgano de gobernanza de organizaciones y asociaciones municipales y distritales de Seúl.

    Centraremos nuestro apoyo a cooperativas de los siete ámbitos estratégicos para el Municipio de Seúl a fin de crear modelos de éxito. Aquellos siete ámbitos estratégicos son: cuidado infantil conjunto, salud pública, viviendas, mercados tradicionales y microempresarios, los nacidos en el boom de la natalidad, y trabajadores temporales. Dichos ámbitos atenuarán la polarización social, fortalecerán la red de seguridad social, y ayudarán a resolver diferentes problemas sociales.

    Durante el proceso de fundación de cooperativa especializada en uno de dichos ámbitos estratégicos, el Municipio seulita apoyará el desarrollo de modelos de negocios. Una vez fundada la cooperativa, proveerá espacio de trabajo por valor máximo de 100 millones de wones, y gastos operativos de 80 millones de wones como máximo. Ofrecemos consultas, formación y asesoramiento de manera prioritaria, y fomentaremos su vinculación a políticas municipales de Seúl.

    Incluso después de su fundación, prestaremos apoyo con su sistema de promoción para una gestión estable de su organización.

    Primero, abriremos un portal de información sobre cooperativas nacionales y extranjeras. Columnistas especializados en temas socioeconómicos subirá continuamente noticias y datos relevantes en este portal, que servirá como una base de datos. Los ciudadanos podrán obtener ahí diversa información e ideas innovadoras, ¿verdad?

    Organizaremos una expo también. La ‘expo socioeconómica’ a celebrarse en octubre próximo propiciará el encuentro y la formación de una red de comunicaciones entre las cooperativas nacionales con órganos internacionales y ayuntamientos de países extranjeros.
    La expo ofrecerá a todos los participantes la oportunidad de compartir sus visiones socioeconómicas y experiencias, y reforzar la solidaridad social y económica global.

    Comenzando por el programa de formación customizada a lanzarse en abril venidero, el Gobierno Metropolitano de Seúl pondrá en marcha un paquete de políticas de apoyo a cooperativas, incluyendo el establecimiento de centros de ayuda y el desarrollo de modelos de negocios en ámbitos estratégicos.

    Cualquier grupo formado por cinco ciudadanos o más pueden fundar su propia cooperativa. Cuenten con el apoyo del Municipio de Seúl.

    Ciudad en que la gente comparte alimentos, fuerzas y sueños.

    Crear una ciudad cooperativa no es difícil.

    Porque están ustedes, los ciudadanos, y el Ayuntamiento de Seúl. Gracias.