Go to Main Content

[2013] Discurso del Alcalde

A A
  • ANCIANOS DE TODO EL MUNDO SON MIEMBROS DE NUESTRA SOCIEDAD

  • SMG 500

    30_세상의모든어르신_130204

    Palabras de aliento en la apertura de Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl

    Fecha: 4 de marzo de 2013
    Lugar: Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl

    Estoy muy feliz por la apertura del ‘Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl’. Para su inauguración en el día de hoy, se necesitó la ayuda de muchas personas. En especial, quisiera agradecer al presidente de la Federación de la Asociación Coreana de Mayores de Seúl Hwang In Han , el vice alcalde honorario de Seúl en representación de la tercera edad Park Jong Hwa, la directora del Comité de Bienestar y Salud del Consejo Metropolitano de Seúl Kim Ki Ok, presidente del Servicio de Pensión de Empleados del Gobierno Ahn Yang Ho, el director del Instituto de Desarrollo de la Fuerza Laboral de la Tercera Edad Park Yong Joo y todos los invitados. También doy mis más profundos agradecimientos a las personas que donaron libros y artículos de diseño interior para el establecimiento del centro.

    El poder vivir por más tiempo con el desarrollo de la tecnología médica es sin duda, una bendición de la humanidad. Sin embargo, es un futuro que aún no estamos preparado pero que se está acercando y por ello, es motivo de temor.

    La población de la tercera edad en Seúl alcanza los 1,1 millones de habitantes, o sea casi un 10,8% de la población total de la capital. A partir de 2011, empieza de manera notable la jubilación de la generación de la explosión de natalidad, y por tanto, necesitamos medidas integrales de bienestar para todos ellos, incluyendo los más mayores.

    Yo también me incluyo en este grupo de la explosión de natalidad. Por eso, conozco mejor que nadie de la generación de mis amigos o de personas mayores que yo. Ellos son personas que vivieron como un tren sin freno. Nacieron en un país pobre y como líderes del crecimiento económico, no hicieron más que trabajar para avanzar hacia delante. Ellos aún pueden trabajar y tienen muchas cosas que quieren hacer pero están obligados a retirarse del mercado laboral.

    Por eso, pienso que la primera tarea es capacitar y organizar a este grupo, para que puedan realizar actividades sociales. Esto sería la ‘Academia para planificación de la felicidad’ que yo hice en el centro de producción de la esperanza. En especial, quienes más satisfechos estaban eran los mayores profesionales con altos ingresos, porque decían que tenían la oportunidad para contribuir a la sociedad. Además, estos últimos tienen capacidad para crear su propio negocio, así también participaban activamente en las empresas sociales o asociaciones corporativas, al tiempo de ser un mentor para los jóvenes que quieren emprender un negocio. Para aprovechar al máximo la experiencia y la pasión de estos ancianos ‘jóvenes’, el Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl hará todo el esfuerzo posible.

    También crearé muchos empleos de lucro para los mayores, a través del Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl. Formaré nuevos puestos laborales que sean aptos para ellos, como coordinadores de centros para la tercera edad o especialista en tratamientos deportivos, al tiempo de asistir activamente su capacitación.

    El Gobierno Metropolitano de Seúl irá ampliado el Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl. Repartirá en cinco sectores los 25 distritos capitalinos y dentro del próximo año, estableceremos cinco nuevas instituciones similares a Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl, además de preservar este último.

    En la Constitución Mundial de Niños estipula que ‘todos los niños del mundo, son nuestros niños’. Estamos en una sociedad envejecida y por tanto, ‘todos los ancianos del mundo, son nuestros ancianos’. El futuro de ellos es el futuro de nuestra sociedad, y por supuesto, el futuro de cada uno de nosotros. Es por ello que los mayores deben ser felices para que nuestra sociedad pueda ser feliz. El Centro para Ciudadanos Mayores de Seúl será la llave de la puerta hacia la felicidad.

    Los mayores deben ser saludables y felices para que sus hijos también puedan gozar de la tranquilidad y felicidad. Seúl hará incesables esfuerzos para convertirse en una ciudad en donde los mayores son felices. Gracias.